:::::::::::::::::::::


Memorias del Futuro


13

El Dios del Destino es un Buen Amigo,

cuando aceptamos Sus consejos

y seguimos Sus indicaciones

sin exigirle que nos las explique.

El Dios del Destino

se rinde amorosamente ante la Fe,

ante la certeza de que es Nuestro Amigo

cualesquieras que sean los caminos

por donde nos lleve.

Avanzar hacia El Futuro

teniendo en cuenta la experiencia del Pasado

es casi lo único que El Destino nos exige :

La otra exigencia

es estar atento a esperar lo inesperado.

El Dios del Destino

observa atentamente nuestra Imaginación,

y su correlación con el esfuerzo

de nuestro Corazón

en los áridos y oscuros

peligrosos desiertos del Heroísmo,

donde todo es inseguro

menos la Fe.

Ir avanzando y ascendiendo

por los planos de El Futuro

en oscuridad y relampagueantes claridades

es lo propio y lo digno

de los Héroes honestos e inteligentes.

Porque el Destino

tiene sembrados sus caminos

de temibles sorpresas inesperables

pero amenazadoramente presentibles

y de sutiles solucions para esquivarlas.

Seamos buenos amigos del Destino

y el Destino será Buen Amigo Nuestro.

Consideremos al Destino

como el Hacedor de Las Voluntades de los Dioses

y supremamente de La Voluntad de KONS,

Que Quieren sobre todo NUESTRO BIEN.

Y no nos dejemos confundir

por sus numerosas desagradables apariencias,

pues son Filtros de Selectividad

que detienen a solamente los indignos

de Ascender

por los planos gloriosos del Futuro.

El Ideal de los Dioses

es El Ideal Inaccesible,

eternamente y para siempre,

pero en vez de renunciar a alcanzarlo

los Dioses y los Héroes

eternamente jamás renunciarán a conseguirlo,

pues ello es en verdad

Vencer a EL IMPOSIBLE.

Lo que sea llegar a Él,

-alcanzar al Ideal Inaccesible-,

NO LO SABEMOS,

ni nosotros ni los Dioses

ni KONS El Dios Supremo,

porque El Ideal Inaccsecible

está Más Allá y Más Arriba

de LA DIVINIDAD.

Lo que sabemos Heroica y Ferozmente

es que NO HAY LÍMITE

ni hay ÚLTIMO

en La Sublime Perfección de LO IMPERFECTO,

y que ninguna muralla Nos detendrá

ni siquiera más allá del Ideal Inaccesible.

Los humanos se detienen ante LO IMPOSIBLE,

pero a los Tiuz se Nos exige el Juramento

de Vencer al IMPOSIBLE

como Primera Condición

para ser admitido en EL IMPERIO.

Es bello jugar a ser Dioses

y serlo real y verdaderamente,

pero ES INSUFICIENTE :

"Dios" es la palabra suprema de las religiones,

pero ser Dios es muy poco

cuando se busca audazmente

La Sublime Perfección

y lo que está Más Allá y por encima

de LO PRONUNCIABLE.

Si el Universo fuera un bien adquirible,

después de adquirirlo

se convertiría en una vulgaridad.

Si LA DIVINIDAD fuera El Nivel Supremo,

después de llegar a ella

sería otra vulgaridad,

pues LO MÁS VALIOSO

es Lo Que Se Intuye Y AÚN NO SE POSEE.

Resignarse a ser LO SUPREMO

es una forma más

de Estancamiento y de Decadencia,

y en definitiva,

de MUERTE.

La Eternidad no tiene fin

-ni principio-

y en la Eternidad nada es LO ÚLTIMO

ni LO INSUPERABLE.

Venimos DESDE SIEMPRE,

y vamos A TRAVÉS DE SIEMPRE.

Nuestro Destino es EL DESTINO

que nunca tendrá fin ni acabamiento,

sino TRANSFORMACIONES INFINITAS.

El Infinito y La Eternidad

NOS VIENEN ESTRECHOS,

a pesar de su eterna e infinita magnitud

son MUY POCA COSA.

En esa Poquedad

resalta el misterio inefable de EL AMOR,

que Rebosa y Rebasa

al Infinito y a la Eternidad

por todas partes.

Nosotros Adoramos a EL AMOR,

El Gran Desconocido

que ningún nombre puede contener,

ni siquiera El Sagrado Nombre

"_AMOR_".


..................