:::::::::::::::::::::::

Memorias del Futuro

22

Plenitud de Consciencia

es Plenitud de Divinidad.

En sus orígenes

La Tierra fue un trozo de Sol,

una Esfera de Fuego que NO ARDÍA,

sino que IRRADIABA,

porque algo para arder

necesita oxígeno,

y el Oxígeno tardó

miles de millones de años

antes de formarse

en La Tierra.

Si tomamos como "_año_"

una vuelta completa de un electrón

en torno a su núcleo protónico,

tantos "_años electrónicos_"

serán los "_años terrestres_"

desde su primero hasta su último.

Es evidente que alguna vez

La Tierra dejará de ser La Tierra

para pasar a ser Otra Cosa,

similarmente a como el Hidrógeno pasa a ser Helio,

y similarmente a como el Helio

-a pesar de ser un gas noble-

pasa a ser Litio,

y como el Litio

pasa a ser Berilio.

Cada ser y cada cosa

es un espaciotiempo interior

con movimientos interiores

y cambios interiores,

en el seno

de un espaciotiempo exterior

con movimientos exteriores

y cambios exteriores

que le afectan.

En su ascenso hacia el Futuro

la Consciencia ha ido descubriendo

-a la vez que creándolos-

movimientos y cambios

que son sólo Psiquismo

grabado en El Campo Mórfico;

pues aunque se finge Receptora

la Consciencia es CREADORA.

En nuestros presentes puntuales

vemos a este astro como una esfera

humedecida por una delgadísima

capa de agua oceánica

que va desapareciendo

por Evaporación y pérdida atmosférica

y por Infiltración

en la masa sólida del astro.

Agrandando nuestros patrones de medición

este astro pasa en un parpadeo

de tener una cubierta vaporosa

-como la del planeta Venus-

a ser un desierto polvoriento.

Si no lo percibimos

es porque nuestra duración es tan efímera

como rápida es la velocidad del electrón.

Cienmil billones de vueltas de un electrón

en torno a su núcleo protónico

son para nosotros un breve momento,

-aunque sean cienmil billones de sus "_años_"-

por nuestra inmensa lentitud.

En La Relatividad

de los movimientos y de los cambios

todo es a la vez

inmensamente lento e inmensamente rápido

según sean los puntos referenciales

con los que se le compare.

El devenir ascensional de la Consciencia

va superando uno a uno

todos los supuestos Absolutos,

sin que en esta sucesión

halle jamás ningún final.

No hay velocidades máximas

ni velocidades mínimas,

y tampoco hay

algo mayor que todo lo demás

ni algo menor que todo lo demás.

No se puede

clavar un clavo en el vacío,

ni se puede

clavar un absoluto en la nada.

Sólo _El YO_

es de lo que pende todo lo demás.

_El YO_ se rodea de un _Mí_

para poder decir

_Me parece que..._

El _Mí_ _Mi_ _Me_

es _el Punto de Apoyo_

de _la palanca_ YO.

"_Dadme un punto de apoyo

-dijo el Sabio-

y os moveré el mundo_" :

Los pronombres y adjetivos

personales pasivos

son otros tantos puntos de apoyo

para mover La Realidad Psicológica,

Única y Verdadera Realidad

que puede existir.

De esto se deduce que La Mente

es el único Universo Existente

y que lo manipula la Consciencia

-a la vez que viceversa-

siendo la Consciencia la manipulada

cada vez que _El YO_

deja de creer en sí mismo

y prefiere creer

en algo exterior a _YO_.

En verdad EL INSTRUMENTO es La Mente,

y el instrumentista manipulador

es _El YO Consciente_,

a la vez que la Consciencia

es EL UNIVERSO PSÍQUICO

y LA REALIDAD PSICOLÓGICA.

A partir del Momento

en que este Aserto sea LA BASE

del pensamiento y de la percepción

comienza EL NEOPLÁSTICO,

La Era Metahumana

de La Omnipotencia Mental.

 

............................