:::::::::::::::::::::


Memorias del Futuro


47

Yo creo en los Ciclos Espirales
desde que profundicé en las Leyes de Kepler
y comprobé que tienen cierta afinidad
con la Astrología de los Mayas.

En un ciclo espiral cada espira nunca es idéntica
a la espira anterior,
a la que envuelve o por la que es envuelta.

La Luna por ejemplo está en la fase final
de caer sobre La Tierra,
y es por esto que ya no puede girar sobre sí misma
sino que presenta a La Tierra siempre la misma cara.

Del mismo modo los planetas del Sistema Solar
irán cayendo en el Sol
de donde probablemente salieron
en una o en sucesivas explosiones
de la masa solar.

Todo esto es sólo una conjetura
de mi propia cosecha,
apoyada en el hecho de que multitud de fenómenos
son cíclicos,
y en que esos ciclos nunca son exactamente iguales.

Aplicando esta fenomenomenología física
a la Historia -que bien puede hacerse-
es evidente que la Historia se repite,
pero nunca exactamente igual.

También quiero evitar introducir aquí
Mis propias percepciones Oníricas,
Mis sueños premonitorios,
en los que tengo la convicción
de haber sido llevado ritualmente al Futuro.

Con todos ellos podría escribir varias novelas,
pero no sería honesto de mi parte,
porque son vivencias y no imaginaciones literarias.

Esto hace que mi forma de escribir gire en torno
a hechos vivenciales de los que no puedo dudar,
pero a la vez despojándolos del Dramatismo
que suele dárseles a esos temas.

Si Mahoma hubiera hecho lo mismo
no habría creado una religión,
pues nunca se sabría si hablaba en serio
o hablaba en broma.

Yo en cambio he retomado
La Sagrada Religión de El KA
del Antiguo Egipto y muy anterior
al periodo predinástico y a Egipto mismo,
pero me niego a darle el lúgubre dramatismo
que es inseparable de todas las religiones humanas.

Ni Mahoma ni el dudoso Jesucristo
-y mucho menos Buda ni Lao Tsé-
tuvieron preconocimientos del Futuro,
ni siquiera de su propia época,
ni de las diferentes culturas anteriores.

Jesucristo ni Mahoma por ejemplo
no conocían ni El Teorema de Pitágoras,
ni los silogismos de Aristóteles,
ni siquiera el Número Pi,
muy anteriormente conocido por la cercana
Civilización Egipcia;
ni tampoco Buda ni Lao Tsé se plantearon
problemas matemáticos ni físicos;
y Yo encambio sí lo hago,
-pero no soy tétrico,
aunque hablo de una DIVINIDAD
TERRIBLEMENTE PELIGROSA
pero también humorística-.

Mi mensaje en esta época
es que la Humanidad Primántropa
DEBE SER ELIMINADA
hasta el último de sus especímenes,
y que debe ser sustituida por LA TIUZDAD.

Pero no hablo de "Castigos del Cielo"
por su falta absoluta de Ética,
sino de "Castigos del Tiempo"
deducidos de la propia humana actividad.

Y a Mí eso me parece bien y muy divertido.

Este Astro es un cementerio
hecho de tumbas sobre tumbas
durante miles de siglos.

Mi creencia absoluta en La Reencarnación
hace que eso Me parezca gracioso y divertido,
porque esa Humanidad Primántropa
no aprende nunca a rectificar sus errores,
pues si lo hiciera SE SABRÍAN INMORTALES.

Pero aun más chistosa es la Teoría
de que en este Astro sólo se vive una vez,
y después uno se extingue
o se va a un cielo o a un infierno eternos.

La creencia en un Dios Monoteísta
es ya EL CHISTE SUPREMO :

Un tipo ya tan aburrido que se conforma
con crear este Universo tan mal hecho,
este mundo plagado de bichos y defectos,
y este primántropo corrupto y asesino y tonto
al cual manda a su propio Hijo
para que lo maten y se burlen de él
a fin de perdonar y quitar los pecados del mundo
-que cada vez son más corrompidos y abundantes-.

Mi Religión es mucho más lógica :

Porque más que una Religión es un IMPERIO
PERFECCIONISTA Y PERFECTIVO,
donde el que la hace la paga
-o es premiado-

reencarnación tras reencarnación
y vida tras vida.



..................