:::::::::::::::::::::

( 30 )

T A S I

C a t e c i s m o F é n i c o

. . . . . . . . .

---Un catecismo es una retahíla de preguntas
importantes, cada una seguida de su correcta
contestación.

---Suele serlo, sí señor; ¿ y a cuento de qué viene eso ?

---A que esto Nuestro no parece un catecismo.

---Fíjate en el adjetivo "_Fénico_" : Éste Nuestro es un
catecismo que RENACE de sus olvidadas ancestrales
formulaciones. Tenemos que ponernos en la situación de
aquellos primeros Tiuz que por primera vez se dieron
cuenta de que no eran Primántropos, aun utilizando los
mismos sonidos del lenguaje. En una gran parte eran los
mismos los problemas de los Tiuz que los de los
Primántropos. Eran HECHOS que a todos afectaba de igual
manera. Pero la Mente Tiuz no se detiene ante EL HECHO,
sino que intenta penetrar hasta LAS CAUSAS del HECHO;
con lo cual penetra en UN UNIVERSO DISTINTO del
percibido por los sentidos corporales. El Universo de
LAS CAUSAS es invisible para el ojo humano, pero es
confusamente vislumbrable para La Mirada de La Mente
Triádica o UAZET que Nos hace TIUZ. La gran diferencia
entre Primántropos y Tiuz es que el Primántropo es
Gregario MENTALMENTE -además de serlo CORPORALMENTE-, y
adopta como propias LAS IDEAS DE LOS DEMÁS.
Contrariamente a esta forma de proceder, La Mente
Triádica del TIUZ -el UAZET- le obliga a VIVENCIAR
PERSONALMENTE los tópicos que los Primántopos consensuan
fácilmente. Y esto ya no es una Custión Intelectiva ni
Fáctica, sino un COMPROMISO EMOCIONAL.

---¿Pero no es lo mismo un _CONSENSO_ GREGARIO que un
_COMPROMISO_ EMOCIONAL ? El _COMPROMISO_ está también en
el _CONSENSO_, aunque más _tenuamente_ : Por COMPROMISO
los primántropos comparten IDEAS Y CREENCIAS, pero no
_TRABAJOS Y OBLIGACIONES_, a menos que medie el Dinero.

---Acabas de poner el dedo en la llaga. El Primántropo
es GREGARIO SUPERFICIALEMENTE, pero solamente en
comunidadades aisladas y muy primitivas es capaz de
CONVIVIR EN RÉGIMEN DE ECONOMÍA COMPARTIDA, como Una
Gran Familia No Biológica sino TRIBAL. LA GORGONA rompió
a LA GRAN FAMILIA mediante El Sexo creando LA PAREJA y
LA FAMILIA.

---Ahora eso parece "LO NORMAL", pero en realidad fue un
Crimen de Lesa Humanidad. Por eso lo llamamos "_El
Maldito DOS_". Lo extraño es lo fácilmente que La
Primantropidad se adaptó a El Maldito DOS, con LO
EVIDENTÍSIMAMENTE CONVENIENTE que es LA COMUNIDAD DE
BIENES Y DE HIJOS.

---Ahí está el quid de la cuestión : EN LA ABERRACIÓN
MENTAL DE LA MADRE que considera _PROPIEDADES SUYAS
EXCLUSIVAS A LOS HIJOS QUE PARE_ y en LA ABERRACIÓN
MENTAL DEL PADRE que considera _PROPIEDAD EXCLUSIVA SUYA
a los alimentos y a los bienes que consigue con su
trabajo_.

---"_LO NORMAL_"; pero "_LO NORMAL_" es lo que viene
destruyendo a La Humanidad desde sus orígenes en la
mayor parte del Astro. Ahora la cosa se complica porque
las naciones han asumido el doble papel de PADRE-MADRE;
y lo que antes eran pequeñeces particulares pasan a ser
"_El Maldito DOS_" entre grandes bloques de naciones; y
peor aun, un UNITARISMO MILITAR USANO y un UNITARISMO
ECONÓMICO JUDÍO.

---Así no se puede UNIFICAR un mundo de primates
corrompido hasta los tuétanos por El Maldito DOS. Sólo
La Mente Triádica Tiuz puede UNIFICAR -con El Sagrado
TRES en su Inocencia Original- la Sagrada UNITARIEDAD de
los hijos y los bienes COMPARTIDOS. Ya es demasiado
tarde incluso para intentarlo POR LA FUERZA, porque ya
no existe LA INOCENCIA ORIGINAL.

---¿ Qué soluciones ves pues Tú entonces ?

---O una DIVISORIA ESTANQUEIDAD -como la que predice
Huxley en "Un Mundo Feliz"-, o LA ARTIFICIALIZACIÓN
TOTAL DE LA HUMANIDAD, -como se predice en ese mismo
libro- o ambas a la vez. Queda la Solución Extrema de la
destrucción del Astro.

---Creo que el Astro está defediéndose por sí mismo con
la enorme proliferación centelleante de la explosión
demográfica primántropa que tiende a duplicarse cada
unos veinte años. Se sabe que cuando un sistema natural
o artificial crece sin freno se destruye por su propio
peso. Si a una torre hecha de ladrillos se la sigue
sumando hileras de altura, llega a un momento crítico en
el que el peso de la torre PULVERIZA a los ladrillos de
abajo, hundiéndose la torre.

 

. . .